¿Permutas financieras o seguros contra la subida de tipos?

Las Permutas Financieras de Tipos de interés, comúnmente conocidas como Swaps, son un tipo de producto bancario que proviene del mercado financiero anglosajón, y su característica principal, es la de coberturar un riesgo o una posición que mantenga el cliente que lo va a contratar con cualquier entidad financiera.

No obstante, debe tenerse en cuenta, que en nuestro país este producto fue comercializado de forma masiva entre los años 2006 – 2009 a la mayoría de clientes bancarios de perfil conservador y no adecuado a este tipo de contratación. A este respecto, cabe reseñar que es un producto catalogado por el Banco de España como complejo y de alto riesgo, pues la naturaleza, funcionamiento y sus riesgos escapan de la comprensión de los clientes que no están habituados a contratar este tipo de contrataciones y que no tienen una experiencia previa del mismo.

La forma de operar de las Permutas Financieras o Swaps consiste en fijar un tipo de interés fijo; que puede ir vinculado a una determinada operación de crédito para hacer una función de cobertura o, por el contrario, puede no ir ligado a ningún tipo de financiación, por lo que en ese caso estaríamos hablando de especulación pura y dura.

La problemática surgida a raíz de la comercialización masiva por parte de las entidades bancarias, tal como se ha referido anteriormente, viene determinada por la colocación de este producto a clientes no adecuados o con un perfil conservador. Éstos consintieron la contratación de la Permuta Financiera puesto que los Bancos, aprovechando la situación de subidas de tipos de interés que se dio en ese período 2006 – 2009, creó temor en sus clientes que tenían operaciones financieras contratadas asegurándoles que con un Swap paliarían la situación de incremento de tipos fijando un tipo fijo que operaba como un “seguro de tipos de interés”, de tal forma, que si el cliente consentía la contratación ofertada iba a estar protegido y únicamente pagaría el tipo fijo que se estableciera en el contrato.

Si bien es cierto que en caso de subidas de tipos de interés las Permutas Financieras operan como un “tope” al tipo de interés variable, también lo es que cuando las condiciones cambian drásticamente y nos encontramos en escenarios bajistas, ese tipo de interés fijado en el contrato también se sigue manteniendo en un escenario bajista. Lo que al fin y a la postre redunda en un aumento del precio de la financiación del cliente, pues por un lado se ve obligado a pagar el tipo de interés variable que tenía suscrito en su operación de crédito, y por otra parte, deberá abonar a la entidad bancaria la diferencia entre el tipo de interés fijado en el contrato de Permuta Financiera (calculado sobre un importe nocional o teórico) y el Euríbor en ese momento. En definitiva, que se penaliza al cliente de tal forma que no puede beneficiarse de las bajadas del Euribor; pues mientras su cuota del crédito se ve reducida, por otra parte se ve obligado a abonar a la entidad financiera las liquidaciones negativas que le genera la Permuta Financiera contratada.

Esta situación de abuso de la confianza generalizada por parte de las entidades financieras ha sido condenado de forma abrumadora por parte de los Tribunales de Justicia, que examinando en cada caso concreto las circunstancias que motivaron la contratación, el perfil del cliente, y la información facilitada por las entidades demandadas, ha salido en defensa de los clientes afectados y que han decidido demandar a los Bancos decretando la nulidad de estos contratos, obligando a las entidades financieras demandadas a devolver íntegramente a sus clientes todas las liquidaciones negativas que tuvieron que abonar por razón de las Permutas Financieras.

> Asesoramiento y defensa legal a los afectados por swaps.
> Contacta con nuestros expertos.

Aparición en los medios: La Audiencia Provincial condena a una sucursal de la CAM por mala praxis

La Audiencia Provincial de Madrid ha dado la razón a una mujer a la que una entidad bancaria ofreció un producto financiero sin informarla convenientemente. La entidad alegaba que había informado al marido de la afectada, director de otra entidad bancaria, pero el tribunal asegura que es el firmante del contrato el que tiene que ser informado de las condiciones del producto.

La sentencia sobre swaps entiende que la obligación de la entidad financiera es asegurarse de que es el inversor, el que firma el contrato, el que ha comprendido el alcance y la posición del riesgo que asume.

Esta sentencia se une a las más de 120 sentencias ganadas por el Despacho Navas Cusí.

Defensa afectados swaps

Defensa afectados swaps

Ver noticia completa en Cadena Ser Madrid: La Audiencia Provincial condena a una sucursal de la CAM por mala praxis.

> Más de 120 sentencias ganadas por el Despacho
> Contacta con nuestro equipo de expertos de Navas Cusí Abogados

Defensa legal a afectados por swap

Más de 1500 sentencias a favor de la nulidad de productos tóxicos bancarios de alto riesgo avalan el hecho que las entidades se han dedicado a colocar productos de inversión de alto riesgo a gente que poseía conocimiento nulo sobre finanzas. Y entre todos ellos, los más conocidos actualmente: los swaps, las participaciones
preferentes y las hipotecas multidivisas.

Los swaps son productos financieros que, de la manera que han sido promovidos, son calificados de tóxicos ya que responde al talante en que múltiples entidades españolas los vendieron, con características totalmente maquilladas, ocultando su verdadera esencia y sobretodo riesgos.

Si usted piensa que es víctima de esta mala praxis bancaria, contacte con Navas Cusí.

abogados derecho bancario
Defensa a los afectados por mala praxis bancaria

Lee el artículo completo en nuestro blog de Mala práctica bancaria.

>Asesoramiento y defensa legal en derecho bancario y financiero
> Contacta con nuestros expertos

El pago de las liquidaciones del swap no supone la convalidación del contrato por confirmación

Las entidades bancarias que están siendo demandadas por nulidad de Contratos de Permuta Financiera por vicio en el consentimiento prestado por error,  están alegando como cuestión previa la confirmación tácita del contrato por el cliente.

Manifiestan que el hecho de satisfacer todas las liquidaciones negativas que le fueron giradas, y el no haber presentado acción judicial de nulidad muchos años después de la contratación, supone la confirmación válidamente del contrato, quedando así extinguida la acción de nulidad y purificados los vicios de que adoleciera desde el momento de la celebración.

Se basan en que toda actuación de la parte de que invoca el consentimiento viciado, que sea contradictoria con el rechazo del contrato, tiene un efecto confirmatorio de la validez y eficacia del mismo. Ello supone la imposibilidad de instar la nulidad del contrato confirmado, por ser contrario al principio que prohíbe ir contra los actos propios, lo que en sí implica la extinción de la acción de nulidad (art 1309 CC).

Pero en contra de la estrategia seguida por las entidades bancarias, la supuesta inactividad del actor, en ningún caso pueden entenderse como una aceptación tácita de los efectos del contrato que suponga su convalidación, pues como ha señalado el Tribunal Supremo la doctrina de los actos propios tiene su fundamento último en la protección de la confianza y en el principio de la buena fe, que impone un deber de coherencia y autolimita la libertad de actuación cuando se han creado expectativas razonables.

Para que los denominados actos propios sean vinculantes, que causen estado, definiendo inalterablemente la situación jurídica del autor, o que vayan encaminados a crear, modificar o extinguir algún derecho opuesto a sí mismo, además de que el acto debe estar revestido de cierta solemnidad, ser expreso, no ambiguo y perfectamente delimitado, definiendo de forma inequívoca la intención y situación del que lo realiza, lo que no puede predicarse en los supuestos en que hay error, ignorancia, conocimiento equivocado o mera tolerancia.

De lo anterior se deduce la inadecuación de la doctrina de los actos propios o de una supuesta confirmación contractual alegada por las entidades bancarias demandadas, y su inaplicación a los supuestos en los que se alegan, en los que se producen determinados efectos según lo establecido en un contrato de adhesión y, en un momento dado, el cliente contratante adherido reclama para combatir tales efectos que le resultan perjudiciales.

Reiterada jurisprudencia viene reiterando al respecto que la concurrencia de los requisitos del art. 1309 CC en el momento de realización del acto del que se pretende extraer la confirmación deber ser probada por quien la afirma, en este caso la demandada, y así lo impone el art. 217 LEC.

La entidad bancaria demandada deber probar que, no formulando queja ni instando la nulidad tras las sucesivas liquidaciones, el demandante estaba manifestando, de manera clara e inequívoca, su voluntad de no instar la nulidad en el futuro; y justificar el modo en que entiende que, necesariamente, la falta de queja implica esa voluntad de renunciar al derecho e instar la nulidad. Además debe acreditar que en tal momento el afirmado error había desaparecido y tal error era conocido por cliente, como tampoco ha justificado el modo.

 Así la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra, sección primera, de 11 de julio de 2011, señala, en un procedimiento encaminado a la declaración de nulidad de un contrato de permuta financiera, que “recibir una liquidación negativa no convalida el contrato, y, en el mismo sentido, la Audiencia Provincial de Zamora, en sentencia de 30 de diciembre de 2011 y en el mismo supuesto, declara que no es convalidante la suscripción de un segundo contrato ni la aceptación de liquidaciones negativas, pues tal convalidación ha de resultar de actos inequívocos y definitivos, características que no pueden predicarse de la falta de queda tras tales liquidaciones negativas.”

>Más información sobre swaps en www.navascusi.com
>Contacta con nuestros expertos y explícanos tu caso

Repercusión en los medios del nuevo éxito en los tribunales de Navas Cusí

La sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Barcelona relativa a un contrato de swap desestima la pretensión de Caixa Catalunya de que la acción planteada por el demandante ha prescrito por haber transcurrido el plazo de 4 años que el Código Civil prevé como máximo para reclamar la nulidad de un contrato.

El nuevo éxito en los tribunales de Navas Cusí Abogados anula el contrato de permuta financiera del cliente al considerar que el contratante del “swap” no fue informado de los riesgos del producto que suscribía.

Juan Ignacio Navas, socio director del despacho ha resaltado la importancia de esta resolución, dado que, a su juicio, abre la puerta a que puedan reclamar ante los tribunales aquellas personas perjudicadas por un “swap” que ya han pagado a la entidad bancaria.

La sentencia se suma a las más de 100 sentencias ganadas por Navas Cusí contra entidades Bancarias de toda España.

Puedes consultar las apariciones en prensa a continuación:

¿Qué Bancos están implicados en la comercialización o permuta financiera de tipos de interés

La venta de swaps, los abusos y el incumplimiento de las obligaciones marcadas por legislación bancaria ha sido una mala práctica generalizada de casi todas las entidades bancarias.

Entidades que comercializaron swaps o permutas financieras en España:

- Banco Santander
- BBVA
- la Caixa
- Banco Sabadell
- Caixa Catalunya
- Caixa Sabadell
- Caixa Penedés
- Banco Popular
- Bankinter
- Banesto
- Caixa Galicia
- Bancaja
- Banco Espíritu Santo
- Banco Valencia
- Caja Navarra

Fruto del baile de fusiones y adquisiciones entre los bancos, muchas de estas entidades ya han desaparecido.

En todas ellas sin embargo, hay centenares de afectados por swaps que, como el resto de productos tóxicos bancarios, no recibieron la información de forma transparente y por tanto no dieron su consentimiento de forma libre a la contratación.

Navas Cusí Abogados, a través de sus servicios de asesoramiento y defensa legal a los afectados por swaps, está haciendo justicia ante esta situación con numerosos éxitos ante los tribunales.

La reciente
sentencia ganada sobre swaps contra la Caja de Ahorros del Mediterraneo (CAM)  se suma a las más de 100 resoluciones favorables obtenidas por el Despacho.

>Más información sobre swaps en www.navascusi.com
>
Sentencia ganada Swaps contra la CAM
>Contacta con el equipo experto de Navas Cusí y explícanos tu caso

Navas Cusí especialistas en la defensa de afectados por Swaps

Navas Cusí especialistas en la defensa de afectados por Swaps

Afectados swaps: Navas Cusí Abogados vuelve a dar un revés a las entidades bancarias

Navas Cusí Abogados, ha vuelto a demostrar su experiencia como Despacho especializado en Derecho Bancario y Financiero,  añadiendo un nuevo éxito a la lista de sentencias ganadas por el Bufete en la defensa de los afectados por los swaps.

La Sentencia dictada por la Sección 14ª de la Audiencia Provincial de Barcelona  contra Caixa Catalunya sienta precedentes a las entidades financieras por la  mala praxis bancaria sobre swaps permutas financieras .

Los bancos pretenden que en los casos que debiera computarse el plazo de caducidad de cuatro años para alegar la anulabilidad de los contratos de swaps por falta de información, este cómputo se inicie a partir del momento en que el banco suministró una información sesgada sobre el producto. 

Según declara  Juan Ignacio Navas Marqués, Letrado y Socio Director del Bufete Navas-Cusíesto supone la posibilidad de reclamar ante los Tribunales a los afectados por swaps y posibles perjudicados que sufrieron los efectos negativos este producto tóxico, lo  abonaron y no lo han reclamado.

Con  más de 100 sentencias ganadas, Navas Cusí vuelve a demostrar su compromiso en la defensa de los afectados por los bancos y la experiencia de su equipo profesional de abogados en todos los ámbitos del Derecho Bancario.